Inicio
Técnicas
Reciclar
Enlaces
Contacto

Escritos/Audios de EFT

Articulos/libros de Deborah

 

 

 

 

 

 

 

 

Utilizando EFT con una sobreviviente de cáncer de seno

 

 

Hola a Todos/as,

¿Pueden ustedes imaginarse todas las situaciones que abruman a una paciente de cirugía de seno - como miedos, dolor y circunstancias sociales difíciles? Agradecemos a Deborah Miller de México por ayudar y por darnos útiles sugerencias para nuestro uso personal.

Abrazos, Gary

 

Por Deborah Miller, Ph.D.

Gary,

EFT ha sido una herramienta maravillosa que ha ayudado a mi amiga Elia, durante los últimos dos años, como sobreviviente de cáncer de seno. La ha ayudado a superar sus miedos y dudas, así como su malestar físico durante y después de los tratamientos. Está encantada con lo mucho que EFT la ha ayudado. Estoy admirada con EFT porque puede ser usada como una terapia a largo plazo con resultados que han ayudado a mi amiga a permanecer libre de cáncer.

Namaste

Deborah Miller, Ph.D.
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Hace dos años una gran amiga mía, Elia, supo que tenía cáncer de seno. No tenía síntomas o sospechas hasta que un día se le cayó algo al suelo y se agachó para levantarlo estando sentada en un sillón. Sintió un dolor en su seno derecho cuando se apoyó en el brazo del sillón. Al siguiente día fue al doctor. Le hicieron estudios la siguiente semana. Le dijeron que tenía cáncer de seno, carcinoma ductal. El tumor medía 3.8 × 3 x 3 cm.

Quedó traumatizada con la noticia. Escogió hacerse la cirugía inmediatamente en lugar de probar otras alternativas. Usamos EFT para ayudarla con los problemas emocionales que se le presentaron relacionadas con tener cáncer de seno, perder el seno, el miedo de morir, de quedar desfigurada y más. Hemos hecho EFT muchas veces. Les voy a compartir algunos incidentes para demostrar lo beneficiosa que ha sido EFT.

Empezamos con sus miedos:
Miedo de tener cáncer,
Miedo de morir,
Miedo de la cirugía,
Miedo de las consecuencias en su vida.
¿Sobreviviría?
¿Cómo pagarían los tratamientos y la cirugía?
¿Necesitaría quimioterapia?
¿Cómo reaccionaría su familia?
¿Cómo reaccionaría su esposo con ella después de la mastectomía?
¿Se sentiría desfigurada?
¿Se sentiría todavía como mujer?
¿Sería capaz de trabajar otra vez?
¿Qué diría la gente?
¿Cómo le explicas a toda la gente que tienes o has tenido cáncer?

Estas son solamente algunas de los muchos temas que trabajamos con EFT.
Pasamos tiempo buscando los significados, de acuerdo a Louise L. Hay, de senos (nutrición y alimentación, dar vida, el ser mamá, feminidad y sexualidad), problemas con los senos (poner a otros primero, ser mamá obsesiva, sobreprotección y no cuidar de sí misma), cáncer (heridas profundas y viejos resentimientos, penas antiguas o secretos que iban desgastando su propio ser, odio) y tumores (alimentando viejas heridas y aumentando el remordimiento).

Entonces revisamos su vida para determinar si algo encajaba en su perfil personal.
¿En qué parte había dado de más?
¿Su familia esperaba demasiado de ella?
¿Daba porque ella deseaba hacerlo, se sentía obligada, había sido enseñada así, o porque quería algo a cambio y ésta era la forma como sabía pedirlo?
¿Por qué sentía que tenía que dar sin recibir?
¿Todavía se sentía femenina?
¿Qué sucedió en su pasado que la lastimó?
¿Qué herida está alimentando todavía y provocándola a reaccionar?
¿Dónde siente que tiene que tener la razón?
¿Dónde no se siente escuchada? ¿Por quién? ¿Cuándo?

La mayor parte de su vida ella se ha dado completamente a su familia, y se dio cuenta de que ellos estaban acostumbrados a ello sin valorárselo, o de manera que ella no sentía reconocimiento. Ellos pocas veces se ofrecían voluntariamente a ayudarla con las cosas de la casa. Tenía que pedirles que hicieran las tareas más sencillas y no le gustaba pedir. Dio sin esperar recibir a cambio, pero deseándolo. Estaban también las preocupaciones de la cafetería. ¿Habría suficiente para pagar todas las cuentas incluyendo la colegiatura? ¿Habría suficientes clientes? Hicimos tapping en todas estas cosas, algunas antes y otras después de la cirugía.

Después de la cirugía hicimos tapping para que su proceso de curación fuera rápido y suave. También lo hicimos en algunos miedos acerca de su recuperación, y en cómo el cáncer había afectado la vida de todos ellos. De nuevo hicimos tapping en su apariencia física. Especialmente después de la primera vez que ella vio su cicatriz accidentalmente en el espejo cuando estaba todavía roja e hinchada.

Más tarde hicimos tapping para ayudarla con la recuperación de la movilidad de su brazo derecho. Los doctores le quitaron tendones, ligamentos y ganglios en la axila derecha como precaución, pero esto redujo su movilidad. El brazo y su movilidad mejoraron, así como su confianza y su vitalidad. Ahora su rango de movimiento es casi completo.

Elia no recibió las tradicionales quimioterapia o radiación, pero como prevención recibió tratamientos hormonales. Las inyecciones hormonales fueron utilizadas para simular la menopausia, la cual fue usada para prevenir que el tumor volviera a formarse. Las inyecciones se aplicaban en el abdomen debajo del ombligo; eran dolorosas. Cada vez que iba sentía miedo, luego dolor. Después, se sintió exhausta por el tratamiento, que duró 6 meses. Estuvimos haciendo tapping mensualmente para liberar cualquier síntoma emocional y/o físico que surgiera. Siempre sintió alivio.

Hicimos tapping en otro incidente que apareció la primera vez que fue a visitar su pueblo cuando su mamá cumplió 80 años. Se sentía avergonzada de ir porque todos supieron que había tenido cáncer. Se sentía insegura acerca de qué decir y cómo actuar. Hicimos tapping en todos esos miedos. De hecho, daba gusto verla interactuando con cada uno y ver la sorpresa en sus caras por lo saludable que se la veía.
Surgió otro tropiezo cuando cumplió el primer aniversario de ser una sobreviviente de cáncer de seno. Quiso hablar de ello para que quedara constancia de lo ocurrido, pero nadie en su familia quiso hablar de ello. Ella necesitaba hacerlo para ayudarse a sí misma a reconocer el logro que esto fue. El miedo en la familia les impedía tocar este tema. Prefirieron "dejar eso atrás" y olvidarlo. Ella se sintió frustrada y herida porque ninguno quiso escucharla. Como era mi amiga habló de ello conmigo. Le regalé un ramo de flores para celebrar su estado de salud e hicimos tapping. Estaba lista para seguir adelante.

Usamos EFT recientemente para las reacciones de su cuerpo ante un nuevo tratamiento de ácido zoledrónico, que se usa para prevenir la descalcificación de los huesos. La primera vez fue sin hacer tapping previamente. Tuvo fiebre, sintió náuseas, dolor de cabeza y, en general, se sintió terriblemente mal durante dos días.

Después hicimos tapping en sus emociones relacionadas con este tratamiento. Esta vez Elia me llamó antes. Este fue un gran paso por su parte porque pedir no es fácil para ella. Me comentó que se sintió bien, pero pude notar que su cuerpo se veía tenso. Me dijo que no había nada nuevo. Se sentía calmada y relajada. Entonces empezamos a hacer tapping en tener que ir con el doctor y tomar el tratamiento. Aunque parecía que se sentía calmada y nada estaba mal, había algo escondido, algo que no quería ver. Había algo que ella no quería saber o sentir. Los ojos se le llenaron de lágrimas. Seguimos haciendo tapping sin saber que esto, mientras tanto, estaba liberando sus miedos. Instintivamente afirmé que su preocupación era por no saber lo que los doctores encontrarían. ¿Le dirían que seguía saludable o que el cáncer había regresado?

Después de una ronda dijo, "Tienes razón. Siempre estoy tensa y ansiosa cuando tengo la cita con el doctor, hasta que me dicen de nuevo que todo está bien". Este ha sido su miedo. Hicimos tapping acerca de su buen estado de salud, y que las citas eran realmente para que los doctores se sintieran verdaderamente seguros y tranquilos. Ya estaba sana. Solo era una confirmación. Su salud no dependía de los doctores, sino de ella misma. Ellos únicamente confirmaron su salud. Ella podía estar tranquila antes, durante y después de una consulta con el doctor. Ella está sana. Es su elección. Se sintió muy aliviada. Fue a por su tratamiento y no tuvo absolutamente ninguna reacción. Estaba completamente bien.
Recientemente, Elia cumplió el segundo aniversario de ser una sobreviviente de cáncer de seno. Sabe que todavía aparecen miedos, pero ahora tiene la EFT para ayudarla a liberarse de ellos. Está contenta por lo saludable que se siente y agradecida por lo que EFT ha significado en su vida. También lo estoy yo, porque mi amiga está todavía conmigo.

Deborah Miller, PhD

Traducido por Amanda Sánchez Torres

 

Diario de gratitud

 

 

Cursos